17 oct. 2014

Diente de león: Con mucho carácter


He descubierto en la huerta, hojas gigantes de diente de león . Es fácil reconocer esta planta cuando está la flor amarilla; o después de la floración, cuando aparecen los conocidos "abuelitos"(los que hay que soplar mientras pides un deseo). Es otra de esas hierbas que no está valorada (todavía) en su justa medida, ya que  tiene gran cantidad de minerales, betacarotenos, ácido fólico y otras sustancias saludables. En otoño están un poco más amargas porque la planta ya ha sacado la flor pero siguen siendo perfectamente comestibles. El mejor momento para recolectarla es en primavera. Se utilizan sus hojas, la flor y la raíz(con ella se puede hacer  un sucedáneo de café).                                                                                                                                Hoy, me he hecho una ensalada con estas magníficas hojas, a las que he añadido granada y la he aliñado con  mostaza, tamari, aceite y confitura de moras. ¡Qué sabores!¡Y lo bien que sienta!