22 may. 2017

 *¿Aire acondicionado? No, gracias. 

¿Para qué? Con un simple pareo y 2 cañas de bambú, he conseguido crear una zona de sombra. Este pequeño detalle, mantiene mi cocina-salón sombreada y además, permite que corra el aire. Me gusta porque parece un poco como la vela de una barca polinesia y es muy inspirador :-D

Cuando haga más calor, pues dejaré abierta la puerta del otro extremo de la casa y tendré más aire y en movimiento continuo.

Es cierto que vivo rodeada de árboles, que no hace tanto calor. Ahora que lo pienso ¿qué hacía cuando vivía en la ciudad?....la verdad es que más o menos, lo mismo :-)

A ver ¿dónde ha quedado esa evocadora sensación de estar derretidos de calor y de meternos en casa (el refugio), a la sombra, con las persianas bajadas y con las ventanas y puertas abiertas, rodeados de silencio y tranquilidad? Entonces, había que parar, echar la siesta, leer, pensar, aburrirse incluso. Todo ello muy necesario, creo yo :-) 

¿No será-me pregunto- que la sensación que nos da estar fresquitos (incluso con frío) en medio del verano, es otra de las cosas que nos permite mantenernos en una especie de "sueño" de que todo va bien y que nos "invita" a seguir soñando? Se me acaba de ocurrir ;-)

En fin, entiendo que el aire acondicionado, como muchas otras cosas que antes no lo eran, se ha vuelto imprescindible en nuestra sociedad (no en otras); pero hay maneras y maneras de usarlo. Incluso el del coche, porque ya sabes, si lo multiplicas por muchos millones... El del coche, yo lo pongo sólo en momentos-horno, el resto, pues paso calor, sudo, bebo mucha agua, me abanico, en fin, lo normal. ¿Es de tontos estar "incómodos" pudiendo vivir cómodamente?  Creo que esto ya depende del entendimiento y  las prioridades y  de cada cual.


* El aire acondicionado es un ejemplo del refrán "pan para hoy, hambre para mañana"; el aire fresco que conseguimos con él es a costa de 2 tipos de contaminación: Directa (los gases refrigerantes que utilizan para funcionar, fastidian un poco más la capa de ozono)
Indirecta (producida por las emisiones a la atmósfera de las centrales termoeléctricas que nos suministran la energía. Para producir energía estas centrales utilizan combustibles fósiles que generan gases de efecto invernadero).
 

No hay comentarios: