6 jul. 2016

Habitantes valientes del jardín

Al mediodía, cuando el sol estaba a todo gas, he salido (en plan rápido para no quemarme) a por mi ensalada. Y me he encontrado envuelta por una nube de mariposas (he contado unas 25) a las que acababa de interrumpir en su misión alrededor de una lavanda gigante. También había abejorros, que ni se han inmutado con mi presencia. Pero ¿cómo las alas tan sutiles de las mariposas, no arden en llamas instantáneamente a esas temperaturas? Misterio...o no, seguro que hay una explicación científica.


Papilio machaon (www)

Nunca había visto esta mariposa ( bueno,
la foto que yo saqué con el móvil es la de
la derecha ;-) ) es una pasada y ahora
la veo casi cada día.



Después, más moderadamente a la sombra, sobre la hoja de una planta de calabacín, estaba éste, que no me ha dicho su nombre. Cuando he vuelto a casa, me había olvidado de la ensalada.




















No hay comentarios: