29 oct. 2015

Otoño


En el antiguo Egipto, los gatos
éramos dioses
gobernábamos los cielos,
reinábamos sobre la tierra.
Así que arrodíllate ante mí
¡He dicho que vengas!
Eh...Escúchame
¿Qué tal sólo un premio?
Vale, quizá un juguete.
Una bola de papel me bastaría.
No soy exigente
Bueno ¿puedes  al menos rascarme
detrás de la oreja?
¿Puedes aunque sea 
hacer eso?
¡Ah! ¡Oh, así!
Eres un buen esclavo

( Francesco Marciuliano
 "Podría hacer pis aquí y otros poemas                                        escritos por gatos")

                                                


No hay comentarios: