6 abr. 2014

No he podido evitarlo

Yo sé que es la naturaleza y que es justo no intervenir en sus leyes; pero a veces la naturaleza misma se salta la banca. Así que cuando veo la fiesta que se han montado  2 de ellos con este pequeño ratón, discretamente lo hago desaparecer bajo mi manga y le doy otra oportunidad (¿qué harías tú si te miraran así?)
Cuando lo solté, no se lo podía creer. Enseguida desapareció entre las hierbas.  Mis gatos seguían buscando en los rincones, je, je.