8 ene. 2014

Mi receta de seitán

Para empezar saludablemente el año, vamos allá con una de las recetas que me encanta hacer, por eso de la transformación total de los elementos. Es como el proceso con el pan, pero por otro camino: Se mezcla harina y agua y sale: ¡seitán!, es decir, carne vegetal, con tantas proteínas como la carne pero con ninguna de las sustancias que no son aconsejables de ella(hormonas, antibióticos, etc). Eso sí, lo siento por los celíacos, el seitán es el gluten de trigo puro. No es sólo para vegetarianos, también es una manera de variar la alimentación  y ofrecer elementos nuevos, nutritivos y apetitosos a nuestro paladar. Para los que les gusta saber de historia, la palabra -y el seitán mismo- viene de Japón, de la expresión "shokubutsusei tanpaku, proteína vegetal". Se utiliza mucho en cocina macrobiótica, también. Se puede conseguir el gluten en polvo en las tiendas pero qué quieres que te diga, tiene mucha gracia hacerlo, entenderlo y después comerlo, hecho con tus propias manos.



 
 
 
 








 








                
Ingredientes
Para el seitán
* 1kg de harina blanca Bio
*700 ml de agua
Para el caldo
* Verduras (apio, puerro, zanahoria, cebolla...)
* Algas kombu (a tu gusto)
* Genjibre
* 1 vasito de salsa de soja o de tamari.

Preparación
Preparas una masa de pan con el agua y la harina y la dejas reposar en el mismo cuenco donde has hecho la mezcla, cubierta de agua, durante 40'
Mientras, preparas el caldo de verduras y algas, para que cuando el gluten esté preparado, puedas sumergirlo dentro.
Cuando han pasado los 40',  pones el cuenco con la masa debajo del grifo, y empiezas a lavarla dentro del cuenco - se lava para separar el gluten del almidón- ; cada vez que el agua está muy blanca, la cuelas, utilizando un chino para que no se te vayan trocitos de masa. Es casi como si lavaras ropa delicada :-) No te preocupes si en un momento, la masa se deshila, es normal, sigue lavando y  enseguida pasa al estado compacto.
Cuando ves que el agua sale transparente y que te queda una pelota gomosa, eso es el gluten, la proteína del trigo, en estado puro. A mí me encanta darle vueltas y formas.
Como tendrás el caldo hirviendo, pones la pelota dentro. Si quieres un seitán blandito y poroso, la pones directamente en el caldo. Si lo quieres más compacto, lo pones dentro(apretadito) de una gasa de algodón(como las de los pañales antiguos de los niños) y le haces un nudo o lo atas con un hilo grueso de algodón.
Dejas hervir el caldo con el gluten unos 35-40'  ¡Y ya tienes seitán! Para conservarlo, lo dejas en un envase tipo fiambrera con tapa, cubierto del caldo, en el frigo. 3-4 días máximo.

Mis recetas preferidas, son fricandó de seitán con verduras y ¡albóndigas! mmmhhhh, preparadas con seitán rallado(como si fuera carne picada); pero estas recetas, serán para otra vez.
Que disfrutéis :-D