30 ago. 2013

Pan

Para mí, el pan es un alimento por sí mismo. En mi casa hay una pregunta que se suele repetir: "¿qué vas a cenar?" "unas tostadas" "¿con qué? " "con aceite" "¿y qué más le vas a poner?" "nada más"...Claro, que tiene que ser pan de verdad, nada de ésos que hacen con "yeso" y con agua ;-)
Hace muchos, muuuuuchos años, yo hacía pan en horno de leña. Luego, con los tiempos modernos (no os creáis, tampoco soy tan mayor) descubrí "la máquina de hacer pan", que de alguna extraña manera me recuerda a la "máquina del tiempo", porque te vas a trabajar y cuando vuelves, te encuentras toda tu casa con un entrañable olor a pan recién hecho, además de un dorado pan materializado. Después de que se me estropeara la última -y también porque la mayoría usa teflón y no me gusta nada- me dije que también podía hacerlo yo, con mis manos, de nuevo.
El pan, es una de esas cosas que me encanta hacer, porque tiene algo de alquimia: Tú pones agua, harina, levadura y ¡hala! por obra y gracia del fuego, resulta algo totalmente distinto y mucho más masticable.
Así es como yo lo hago:
Ingredientes
* 350 ml de agua templada
* 500 grs de harina (trigo) integral Bio
* 1 cucharada de miel
*  media cucharadita (postre)
* un chorrito de aceite de oliva (al gusto)
* un sobre levadura para pan (también hay Bio)
* Semillas de sésamo(opcional)
(Yo suelo aprovechar a hacer pan para toda la semana, entonces, no tienes más que doblar las cantidades)
Elaboración
En un cuenco grande, echas el agua templada, el azúcar, la sal y el chorrito de aceite. Mezclas bien.
Añades la harina, poco a poco y sobre ella, la levadura; remueves todo bien con algo de madera. Vuelcas la mezcla sobre una superficie limpia, de madera, mármol...Es cuando empieza lo bueno:  Como si dieras un masaje, empiezas a amasar; al principio se pega a los dedos pero al final, cuando está en su punto, las manos están casi limpias. Formas una bola, metiendo los bordes hacia dentro y abajo y la dejas en el mismo cuenco en que hiciste la mezcla, tapándola con un paño de algodón. Más o menos 1 hora y media. El tiempo depende de si es verano o invierno (se puede poner en un lugar más templado) o de cosas misteriosas que nunca sabremos ;-) En ese tiempo, la masa habrá doblado su volumen. Vuelcas de nuevo la masa sobre la superficie de trabajo y la amasas definitivamente, dándole la forma que quieras, barras, hogazas...al gusto. Sobre la bandeja que después vas utilizar para hornear (pero todavía fuera del horno¿eh?), espolvoreas un poco de harina y pones sobre ella los panes y los dejas reposar otra media hora (tapados con el paño de algodón). Un poco después, enciendes el horno con el termostato a 200º.
Acabo de sacar el pan mientras estaba escribiendo
Una vez que ha alcanzado la temperatura y antes de meter la bandeja, haces unas rayas transversales (con un cuchillo afilado) al pan y lo humedeces con un spray de agua.; ahora sí, ya puedes meter la bandeja en el horno. Tu trabajo ha terminado, ahora es cosa de la "transmutación" por el fuego.
Yo lo suelo dejar (más o menos) media hora en el horno, con la función "ventilador arriba y abajo". Si no tienes aire en el horno, simplemente "calor arriba y abajo". El tiempo de cocción depende mucho del horno, así que la primera vez, te aconsejo dejarlo media hora y siempre estás a tiempo de aumentar el tiempo. Cuando ya está cocido - ¡qué maravilla! - lo dejas enfriar en una rejilla y ¡listo para comer
Para mí, hacer pan siempre es muy satisfactorio y no te digo ya comérmelo :-D

2 comentarios:

Tati Ayala dijo...

Ooh. que ben explicat! Tinc dues preguntes sobre els ingredients:

que és:
* media cucharadita (postre)
??

I la otra, la levadura para pan donde la compras??
Gràcies!!!

La Terra dijo...

Hola Tati:-) Las cucharitas de postre son ésas que son un poquito más grandes que las de café. También puedes poner una cucharadita entera de las de café.
La levadura, si quieres bio, en una dietética. También hay una, en sobres verdes en el Aldi, que está bien.
Que te salga un buen pan!!!