6 ago. 2012

Y así es como quedó el móvil "reciclat"


Ahí se ha quedado, en el balcón. Como tiene botellas de té suspendidas, se nos ocurrió que podría ser una original carta de tés fríos: La gente mira p'arriba y dice "yo quiero éste o aquél"

En Firagost, sacaron unas cuantas fotos del balcón. Pienso que alguna gente pilló la idea de que hay cosas originales (hasta fuente de inspiración) en este pueblo ;-)

2 comentarios:

Blanca dijo...

y ahí, en ese rinconcito del corazón antiguo de Valls se vislumbra LA TERRA participando de ese latir, poniéndole corazón, color, creatividad, instantes de paz entre aromas, sabores y sonidos que te ayudan a volver a conectarte. El latir de la TERRA es discreto pues no nace del ruido del mundo exterior. para poder oirlo tendrás que prestar mucha atención, pero ahí está y cuando te acerques y te conectes a él te devolverá mucho más de lo que tu le des. Fijaros bien! siempre se puede ver allá al fondo colores que brillan y formas que se mueven hablando con el viento. déjate atraer y disfrutarás de un agradable momento y quien sabe...

La Terra dijo...

¡Gracias! Esto es una ¡señora propaganda! ;-) Pero es verdad que se está bien aquí.
Lo de "quién sabe" supongo que te refieres a "quién sabe si después de tomarte algo en la terraza de La Terra, te entrarán ganas de ponerte a crear algo con botellas recicladas cuando llegues a casa" ¿no? :-D