12 abr. 2012

Joyas con futuro

¿A quién no le gustan las esmeraldas? ¿Y las amatistas? ¿ y qué me dices de los zafiros y rubís?...Y no te digo nada de sus propiedades, las hay para toda clase de trastornos y dolencias...Sólo hay un "pequeño" problema: Que estas maravillas de la tierra, que tardaron ¡ millones! de años en formarse, no son infinitas, las minas están siendo expoliadas, se están agotando en relativamente poco tiempo; eso, sin ponerme a hacer una diatriba sobre la esclavitud de quien trabaja en ellas. ¿Y qué tal estaría que las piedras se quedaran en su sitio, irradiando desde la tierra sus benéficas vibraciones y que desde allí nos llegaran a  todo y a todos? Es una idea, no quiere decir que ya no podamos disfrutar de estas preciosas piedras pero si conocemos la situación, valoraremos más estos tesoros de la naturaleza y buscaremos otras posibilidades. 
Hay muchas alternativas para las joyas o para decirlo de otra manera: Hay joyas sostenibles. Recicladas de cosas en desuso y a las que la creatividad las hace realmente bellas. Todavía se pueden encontrar en La Terra piedras y joyas pero cada vez más escogidas y mientras, van apareciendo otras posibilidades realmente atrayentes: Pulseras y collares de vidrio reciclado. Hay pulseras que parecen de peridoto y carneola, collares de agua y amatista. Para mí, gran parte de la belleza y el valor de estas joyas está en su sostenibilidad.

No hay comentarios: