1 jun. 2011

Personajes Ilustres de la Terra II


Nacer, a mí me parece de valientes. Vale, me puedes decir que un bebé simplemente se deja llevar por la fuerza de la naturaleza, que no tiene mucha elección...pero aún así.
Y además, si sus padres y sus madres y sus tíos y sus loquesea no les han cortado demasiado las ganas, siempre están dispuestos a pasárselo bien,  predispuestos a jugar  y a reírse.
Jan y  Biel, son alguno de los niños que he conocido desde que su mamá estaba embarazada.
Cuando aparecen por aquí uno de ellos, durante unos momentos, me salen mis ganas de pasármelo bien. No sé qué pensarán sus madres  mientras  hablo y "hago el tonto" con ellos; en realidad, nos estamos comunicando.
Es como si fueran nativos de este planeta y al encontrarme con ellos, me acuerdo del idioma   casi olvidado y por unos  momentos, siento cómo sería un mundo de gente cuerda.
Jan "El observador de los elementos aéreos"

Biel, "El que sabe dónde tiene las orejas"

"Las lagartijas estaban llenas de sol.
Los saltamontes, nunca los vi saltar ningún monte,
 yo saltaba detrás de ellos.
Y las ranas, siempre húmedas y esperando; ¿esperando qué?
Mientras todo esto llenaba mi atención, las fragancias se deslizaban
entre los huecos de mi mundo, compactándolo.
Todo estaba en orden bajo mi sombrerito de paja y sobre él, 
las nubes se volvían
 pájaros únicos con fondo azul vivo.
Cuando llegaba la noche, seguro que cuando llegaba la noche 
cantaba un ruiseñor ¿lo recuerdo?"
©(Deva C.)




No hay comentarios: